Cuidar la presentación de las publicaciones didácticas

La forma que escojamos para nuestro material educativo puede ser determinante si queremos que sea baremado en oposiciones y concurso de traslados docentes.

Hay muchas Comunidades Autónomas, como por ejemplo Andalucía, que prestan suma importancia a la manera de presentar nuestro contenido didáctico.  Es esencial tener en cuenta estos requisitos puramente formales para que podamos mejorar nuestro apartado de méritos.

Vamos a ver algunos aspectos fundamentales para que nuestra publicación didáctica no se vea afectada por defectos de forma, y nos resulte más fácil presentar una maquetación con la pulcritud necesaria.

En primer lugar, debemos ser muy cuidadosos a la hora de estructurar el contenido. Para ello, debemos seguir un orden lógico y conseguir que los diferentes apartados queden bien clasificados, de una manera ordenada y sin grandes saltos de contenido.  Cuidar la estética formal y mantener una secuencia ordenada es fundamental para facilitar una lectura selectiva. Eso nos permite, especialmente en el caso de publicar libros educativos,  poder destacar los contenidos más relevantes.

Otro aspecto importantísimo a la hora de presentar nuestro material didáctico sería el aporte de la bibliografía, que puede llegar a ser decisivo para baremar una publicación. Es conveniente que trabajemos con buenas fuentes y consigamos ampliar esta información tanto como nos sea posible.  Este requisito se aplica tanto a libros como a artículos científicos, así que cuanto antes comencemos a tenerlo en cuenta, más fácil nos resultará después dotar de calidad a la obra.

Entre las exigencias a las publicaciones didácticas la más frecuente es que sean acordes al método científico. Para explicar bien en qué consiste una publicación científica necesitaríamos dedicarle otra entrada específica, cosa que haremos más adelante. Por el momento, señalaremos las características más destacadas.

El sistema más idóneo dependerá fundamentalmente de lo estipulado por el medio donde queremos publicar, aunque también puede influir enormemente el modelo a seguir por la especialidad correspondiente.

Hay mecanismos que definen concretamente los elementos que toda publicación científica debe contener: el análisis de citas, un pequeño resumen o cuidar la epigrafía son los más destacados. Citar correctamente y aplicar bien las notas es un valor añadido para conseguir publicaciones didácticas de calidad.

Si conseguimos cuidar desde el inicio la presentación y la estructura de nuestro contenido original y novedoso tendremos muchas posibilidades de mejorar profesionalmente. Como dice el tópico científico  «¡Publica o muere!».

 

 

HERRAMIENTAS ÚTILES

Canva el programa para hacer portadas de libros gratis.

Stilus el programa de corrección ortográfica, gramatical y de estilo

 

Si te ha parecido interesante este artículo y te gustaría publicar tu material didáctico para mejorar situación en el próximo Concurso General de Traslados 2016 visita nuestra web e3edita para más información. 

Deja un comentario